Acerca de

Y yo soy Galopín, la mascota de la web.

La palabra «trasgo» proviene del latín transgredī (‘el que transgrede, el que rompe con la ley’) y representa al ser inquieto, travieso y juguetón que sacude conciencias. Al enfant terrible. Curiosamente, el trasgo es, quizá, la única figura feérica que aparece en todas las culturas del mundo.

Siguiendo esa idea transgresora, el catálogo de Trasgo incluye un conjunto de obras narrativas disruptivas, traviesas, experimentales. Obras serias, pero ni aburridas ni formales, que persiguen el fomento de la lectura y dar a conocer nuevas narrativas, experimentales, raras, o propuestas de creación narrativa.

En la tienda de Trasgo podrás encontrar productos con un importante componente narrativo: libros, juegos, experimentos, librojuegos, etc., seleccionados bajo unos estrictos parámetros de calidad.

Estamos adscritos a www.toolkits.eu y al Instituto de Diseño Narrativo.